En 2020, las calles se vaciaron a causa de un virus; en 2019, las mismas calles estaban ocupadas y la gente manifestando. El amarillo (de los chalecos amarillos) estaba a punto de dejar a tras el rojo (de los comunistas)… Porque después del periodo recordatorio, más bien amargo, de mayo del 68, que estuvo en la palestra en Francia en en 2018, ya era difícil recuperar el gusto por las fiestas o incluso la lucha, ya que se hizo tan difícil manifestar su descontento, incluso en las naciones oficialmente democráticas. En la primavera de 2020, el desastre sanitario redistribuyó aún 
Leer más